Sora de OpenAI: Videos que No Creerás Hechos por IA

15 febrero, 2024

  • Descubre cómo Sora, la IA de OpenAI, está revolucionando la creación de videos.
  • Desde escenas realistas hasta animaciones: explora el potencial ilimitado de Sora.
  • Limitaciones, seguridad y el futuro: todo sobre Sora y su impacto en la generación de contenido.

OpenAI se ha sumado a la frenética carrera de la IA generadora de video con una innovación que promete cambiar el panorama de la generación de contenido visual: Sora. Este modelo de IA generativa es capaz de crear videos a partir de texto o imágenes fijas, ofreciendo resultados que van desde escenas realistas en 1080p hasta animaciones con una riqueza de detalles y emociones que desafían los límites de la imaginación.

OpenAI ha dado un salto que pulveriza cualquier otra competencia que pudiéramos imaginar hasta ahora. Ojiplático me quedo! ¡¿Habéis visto esos videos?!

Pero, ¿qué hace a Sora destacarse entre la multitud de avances tecnológicos? Primero, la versatilidad de Sora es impresionante. Puede generar videos en una variedad de estilos, incluyendo fotorealismo y animación, y lo hace manteniendo una coherencia que evita lo que muchos llaman «extrañezas de la IA». Aunque algunos videos pueden parecer sacados de un videojuego por su sencillez en el fondo, la capacidad de Sora para crear escenas complejas con múltiples personajes y movimientos específicos es simplemente sorprendente.

Leyenda del video: ¿Es un anuncio? ¿Es un avión? No, es un video generado con Sora que no existe! Alguien le ha dado este prompt de texto y salió así, tal cual: «Un tráiler de película con las aventuras del hombre espacial de 30 años con un casco de moto de punto de lana roja, cielo azul, desierto de sal, estilo cinematográfico, filmado en una película de 35 mm, colores vivos.»

No obstante, como con cualquier tecnología emergente, Sora enfrenta sus propios desafíos. La simulación precisa de la física en escenas complejas y la comprensión de la causalidad son áreas donde Sora aún puede tropezar. OpenAI es consciente de estas limitaciones y trabaja en mejorarlas, al mismo tiempo que explora las posibilidades de hacer de Sora una herramienta pública, asegurando la inclusión de metadatos de procedencia para prevenir malos usos.

Ha llegado a su fin la era en la que nos podíamos fiar de lo que veíamos hasta cierto punto. Sora cambia las reglas del juego.

La promesa de Sora no se limita a su capacidad actual de generar videos impresionantes. OpenAI ve a Sora como un vistazo al futuro de la creación de contenido, donde la colaboración entre la IA y la creatividad humana puede llevar a la exploración de nuevas formas de expresión artística y comunicación. Aunque por ahora Sora está en manos de los investigadores de OpenAI, su potencial para transformar la forma en que vemos y creamos contenido visual es inmenso.

Leyenda del video: Este video de arriba no es real, no, ya sé que es difícil de creer. Lo ha creado Sora con este prompt de texto: «Vista con drones de las olas que se estrellan contra los escarpados acantilados a lo largo de la playa de Garay Point de Big Sur. Las aguas azules que se estrellan crean olas de punta blanca, mientras que la luz dorada del sol poniente ilumina la costa rocosa. Una pequeña isla con un faro se encuentra a lo lejos, y los arbustos verdes cubren el borde del acantilado. La empinada caída desde la carretera hasta la playa es una hazaña dramática, con los bordes del acantilado que sobresalen sobre el mar. Esta es una vista que captura la belleza cruda de la costa y el paisaje escarpado de la autopista de la costa del Pacífico.»

Pensando en los Desafíos de Sora

A pesar de su impresionante capacidad para generar videos realistas y detallados, Sora no está exento de desafíos. OpenAI ha sido transparente sobre las limitaciones del modelo, señalando que puede enfrentar dificultades al simular la física de escenas complejas o al interpretar correctamente las relaciones de causa y efecto. Por ejemplo, un personaje podría morder una galleta sin dejar marca alguna, o el modelo podría confundir detalles espaciales, como invertir la izquierda y la derecha. Estos obstáculos subrayan la complejidad de replicar con precisión el mundo real y las interacciones dentro de él.

La posibilidad de que esta tecnología sea mal utilizada es una preocupación significativa, especialmente en la creación de contenido visual que podría ser engañoso o dañino. Para mitigar estos riesgos, OpenAI está colaborando con expertos para identificar vulnerabilidades y desarrollar herramientas capaces de determinar si un video ha sido generado por Sora. Además, la inclusión de metadatos de procedencia en los videos generados es una medida planificada para asegurar la transparencia y prevenir el abuso.

Esto es flipante. Te has parado a pensar… ¿qué pasa con Hollywood? Cualquiera con una buena idea puede generar video de mucha calidad con esta tecnología. ¿Es el fin de los creadores de contenido? ¿Se va a llenar YouTube de contenido falso generado por IA? ¿Tendremos que preguntarnos constantemente qué es real y qué no? ¿Cómo van a filtrar las imágenes legítimas los medios de comunicación, las autoridades…? Bueno, cuando salgamos de nuestro asombro seguiremos informando sobre Sora.

Deja el primer comentario